Mirar atrás para continuar adelante

Ya han pasado 15 años desde que nuestro pequeño taller experimental con un pequeño grupo de amigos se ha convertido en un paradigma cultural de referencia.

Miro atrás, y lo que veo es mucho esfuerzo, muchas horas invertidas, mucha dedicación, muchos sacrificios… pero también muy buenos recuerdos, muchas experiencias, muchas sonrisas, mucho aprendizaje, muchas amistades, muchas aventuras, muchas anécdotas y mucha, muchísima ilusión. Una ilusión que renace con cada nueva edición y que nos ha traído hasta aquí.

Y si hoy estamos aquí, es porque no hemos parado de luchar incansablemente para poder crear para todos vosotros un espacio de apertura, de diversidad y de intercambio; un espacio donde poder experimentar los lenguajes del movimiento lejos de miradas inquisitivas; un espacio donde desaprender para continuar aprendiendo… un espacio donde celebrar juntos el movimiento.

Cabe reconocer que no nos han faltado piedras en el camino, pero las ganas de superarnos han sido siempre más fuertes, porque no creemos en la resignación. Albert Einstein tenía toda la razón cuando afirmó que «existe una fuerza motriz más potente que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad». El esfuerzo sin descanso, cultivado con el paso del tiempo, es una de las claves para llegar allí donde queráis. Por ello, os alentamos a que no paréis de esforzaros, día tras día, para conseguir hacer realidad vuestros sueños. Esforzaros, confiad en vosotros mismos y también en el curso de la vida. Permitid que todo fluya y que nada influya.

¡Os esperamos en esta gran fiesta del movimiento que será el Festival Deltebre Dansa 2019!


Roberto Olivan

Fundador y Director artístico del Festival Deltebre Dansa